Somos el Centro de la Universidad de Costa Rica para el fortalecimiento de las organizaciones de la administración pública, de la economía social y sin fines de lucro, mediante la investigación, la gestión del conocimiento, la consultoría/asesoría y la educación continua.
Zarela Villanueva: “Queremos que las personas puedan conocer cuánto producimos y qué tenemos para resolver los problemas que enfrentamos”
Zarela Villanueva

Foto de Wikimedia Commons

Cuando hablamos del Poder Judicial se despiertan pasiones, sin embargo, muchas veces la labor que realiza esta institución en materia de transparencia queda oculta bajo las sentencias judiciales anunciadas en los medios de comunicación. Este es el caso del Congreso Internacional sobre Justicia Abierta realizado la semana pasada, en el que el CICAP presentó los principales hallazgos en materia de transparencia de las instituciones vinculadas a la seguridad ciudadana obtenidos en el Índice de Transparencia del Sector Público Costarricense (ITSP).

El Índice evalúa la transparencia de los sitios web de 206 instituciones, entre ellas, el Poder Judicial, el cual destacó colocándose en el puesto número 10 con una nota de 55,49 de 100 puntos posibles. Si bien la evaluación evidencia que la institución aún debe seguir  trabajando para mejorar en la apertura de espacios digitales para la participación ciudadana y la publicación de datos en formatos accesibles, también  indica que ha mejorado en garantizar el acceso a la información y la rendición de cuentas a la ciudadanía.

Sobre este tema, la Presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Zarela Villanueva, explicó cuál es la visión que tiene la institución sobre el concepto de Justicia Abierta y los cambios que están realizando a lo interno del Poder Judicial para incrementar la transparencia.

Durante la inauguración del Congreso usted habló de la justicia como una herramienta para el desarrollo, ¿Cómo se traduce eso en los servicios que prestan a los ciudadanos?

La justicia tiene que saber para quién trabaja, a quién le resuelve problemas y a quién le garantiza derechos. Tenemos que tener claro quiénes conforman nuestra sociedad y qué necesidades tienen. Por ejemplo, cómo facilitarle el acceso a las personas indígenas para garantizarles sus derechos o conocer qué limitaciones tienen las mujeres, pasa lo mismo con otras poblaciones. La justicia no es neutral, no debe esperar a que la población que requiere el servicio se le acerque, porque muchas personas tienen limitaciones para acceder a ella, ya sea porque no tienen recursos para un abogado, están largo de las oficinas judiciales, u otras razones. Si queremos que todas las personas tengan las mismas oportunidades de acceso a la justicia, debemos ver quiénes son para adecuar el servicio a sus necesidades.

¿Qué debilidades han identificado como parte de ese proceso?

Actualmente estamos trabajando en debilidades como el acompañamiento a las víctimas, quienes no tienen un acompañamiento en este país. Por ejemplo, en los delitos sexuales tenemos grandes problemas, hay altas desestimaciones. Eso tenemos que tenerlo claro y visibilizar porqué está sucediendo y trabajar para cerrar las brechas.

Nuestro sistema está concebido para que a los imputados e imputadas se les otorgue un abogado, un defensor público. Pero del otro lado se encuentra la Fiscalía, la que acusa, y esta puede decidir no seguir el caso sin tomar en cuenta a la víctima, por lo que ese trabajo hay que hacerlo, para que las víctimas también tengan una voz propia.

¿Cuáles son los ejes principales en la política de Justicia Abierta del Poder Judicial?

Nosotros tenemos como un eje principal, la transparencia y la rendición de cuentas, estamos poniendo de manera abierta, a través de datos abiertos y herramientas tecnológicas, todo lo que hacemos. Quieren saber en qué gastamos la plata, ahí está; quieren saber cuáles son nuestros salarios, ahí está; quieren saber qué construimos y con quiénes lo construimos; cuál es nuestro presupuesto, ahí está.

Pero también queremos que las personas puedan conocer cuánto producimos y qué tenemos para resolver los problemas que enfrentamos. Una Justicia Abierta permite demostrar que trabajamos de verdad, y quien trabaja no tiene que tenerle miedo al cambio. Eso también es parte una cultura organizacional y estamos planteando indicadores, para contrarrestar el temor que se puede dar a lo interno.

La participación ciudadana es uno de los temas que incluye el concepto de Justicia Abierta ¿Cómo puede aportar un ciudadano en la mejora de la gestión del Poder Judicial?

La institución en su organización es jerárquica, pero en cada circuito judicial del país existen comisiones conformadas por personas usuarias y representantes de otras instituciones públicas –que también son usuarias–, para que nos señalen nuestras debilidades y participen apoyadas por la administración de cada circuito en esta tarea. También hemos abierto espacios en nuestras páginas web para recibir comentarios y denuncias en línea, y también está a disposición del usuario la contraloría de servicios, que es un instrumento a nivel nacional para captar todas las quejas y necesidades de la población.

Con respecto a la publicación de datos en formatos abiertos y accesibles para la población, ¿qué temas le interesa al poder judicial publicar?

Nosotros queremos que la población nos diga qué le interesa. Los que les interese lo ponemos. Nosotros partimos de ciertas líneas relacionadas con las contrataciones que hacemos, con nuestro personal, los salarios de los funcionarios y el ejercicio en la ejecución del presupuesto; pero la ciudadanía debe de decirnos qué quiere saber.

¿Cuál es el papel de la tecnología en este proceso?

La tecnología no es un fin en sí misma, es un mecanismo para informar a la ciudadanía y la información es poder y es ejercicio activo de los derechos. La tecnología es una herramienta para facilitar el trabajo a lo interno de la institución y para facilitar el acceso de los servicios a las personas. Por ejemplo, nosotros tenemos depósitos judiciales en línea, las personas que tienen una pensión alimentaria no tienen que venir al Poder Judicial, pueden revisar el proceso desde su casa; si se requiere una detención, también se puede solicitar en línea; y en el caso de la persona que hace el depósito, también puede recurrir a ese mecanismo. La tecnología es un instrumento para algo más amplio que es el derecho a la información, la información es poder y queremos ponerla a disposición de la ciudadanía.